Leemur y las chat stories

Leemur… ¿te suena?

Hace unas semanas, te hablé de algunas formas de leer gratis (si no lo has visto, te dejo el enlace aquí mismo).

Hoy, me vas a permitir que ahonde un poco más en uno de los métodos de los que te hablé en aquella ocasión por una razón un poco egoísta: ¡Leemur ha publicado mi primera chat story!

Vamos a hacer un poco de memoria: ¿Qué era eso de Leemur?

¿Qué es Leemur?

Leemur es una forma de leer pensada en especial para el móvil. Es una app, que está disponible tanto para Android como para iOS (puedes echarle un ojo aquí mismo), que te va a permitir leer historias de una manera un tanto especial: tendrás la impresión de estar curioseando el chat de otra persona sin su permiso, porque así es como se desarrollan las historias, como si se nos abriese una ventana desde la que podremos ver la conversación entre los personajes que participan en la historia.

Características de Leemur

Este tipo de historias tiene varias particularidades. La primera de ellas es que no existe la ambientación ni las descripciones, más allá de las que puedan ir contando los protagonistas con sus propias palabras. Lo mismo sucede con los sentimientos: no sabemos si un personaje está asustado, inquieto o feliz, por poner algunos ejemplos, a menos que el propio personaje lo diga en su conversación.

Otra de las particularidades de las chat stories es la brevedad.

No esperes grandes historias en las que perderte durante horas (¡Eh, para eso están los libros, y aquí te dejo unos cuantos que NO deberías perderte!).

Las chat stories están concebidas para leerlas mientras esperas el autobús o en el trayecto del metro, por ejemplo.

La forma en la leemur nos ayuda a identificar qué personaje habla en cada momento es simple: además de aparecer su nombre (lógico) se identifica con un color, y los personajes hablan cada uno de ellos en uno de los margenes de la pantalla, izquierdo o derecho, de manera que siempre sabremos quienes son los participantes en la conversación sin posibilidad de confundirnos.

Primeras líneas de "No invoques a Luna", mi primera Chat Story en Leemur
Una pantalla de “No invoques a Luna”, mi primera chat story en Leemur

El interfaz de Leemur es simple a no poder más, y eso se agradece. Una vez estás registrado (ahora te hablo de eso) y has elegido la historia que quieres leer (ahora te hablo de eso, segunda parte :D) la sencillez es extrema: tan sólo tienes que ir pulsando en la parte de abajo de la pantalla, donde dice Toca aquí para ver más para que sigan apareciendo nuevas partes de la conversación.

¿Cuánto cuesta Leemur?

Ahí empieza lo bueno… ¡es totalmente gratis!

Puedes usar la aplicación sin registrarte, sólo para ver qué te parece, pero en ese caso tendrás limitados los clics que puedes hacer en Toca aquí para ver más, de manera que, si ves que te gusta, lo más lógico es finalizar el registro para acabar con la limitación. Nada de datos bancarios ni nada por el estilo, hasta este momento la aplicación es totalmente gratuita. ¡Ah!, y olvídate de exasperantes pantallazos de publicidad; en Leemur, también hasta el momento, no hay nada de eso.

¿Cómo funciona Leemur?

El proceso de registro es tan sencillo como elegir un nombre de usuario y una contraseña, y nada más. Una vez te hayas registrado pasarás a un listado de historias que se van organizando desde la más nueva a las más menos recientes, tan sólo tienes que elegir la que te guste y… ¡a disfrutar!

Como se observa en la imagen, en la biblioteca puedes ver la portada de cada historia y una pequeña sinopsis.

Portada de "No invoques a Luna", mi primera Chat Story en Leemur
Biblioteca de Leemur. ¡Anda, si sale “No invoques a Luna, mi primera chat story! 🙂

Cuando una historia tiene una extensión por encima de lo normal, suele dividirse en varias partes.

No invoques a Luna (un ejemplo)

Voy a ponerte un ejemplo de una historia al azar. Pongamos, por ejemplo… Ésta, No invoques a Luna, de un tal Juan José Díaz Téllez :P.

En ésta, que es mi primera chat story para Leemur, te cuento la historia de tres amigos que se reúnen en un chat para invocar a un ente.

Tres a las tres es el requisito que deben cumplir para que aparezca. Tres personas, a las tres de la madrugada. Y cada una de ellas debe decir tres veces su nombre: Luna, Luna, Luna.

Listado de capítulos de "No invoques a Luna", mi primera Chat Story en Leemur
Listado de capitulos de “No invoques a Luna”, mi primera Chat Stoy en Leemur

¿Quieres saber qué es lo que ocurre?

¡Corre a descargarte la app y no te quedes con las ganas!

¿Vas a echarle un ojo? ¿Te apetece contarme tu experiencia con la app, o te ha surgido alguna duda? ¡Déjamela aquí, y hablamos!

¡Eh, no te vayas sin compartir en tus redes sociales!

2 comentarios en “Leemur y las chat stories”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.